Bivalvos, isótopos estables y elementos traza del yacimiento de Aragosaurus ayudan a reconstruir el paisaje de Galve en tiempos de los dinosaurios

Bivalvos, isótopos estables y elementos traza del yacimiento de Aragosaurus ayudan a reconstruir el paisaje de Galve en tiempos de los dinosaurios
Un nuevo trabajo realizado por paleontólogos de Dinópolis, del Museo Geominero (IGME) y del Museo de los dinosaurios de la isla de Wight revela nuevos datos científicos acerca del ambiente en el que vivió Aragosaurus.
Una investigación desarrollada por paleontólogos  españoles y británicos ha precisado el ambiente en el que vivió y fosilizó Aragosaurus, el primer dinosaurio español. El estudio científico se ha centrado en la identificación de bivalvos fósiles y en su análisis paleoecológico a través de un profundo estudio de isótopos estables de carbono y oxígeno, así como de elementos traza. Todo ello permite concluir que  Aragosaurus vivió hace aproximadamente 145 millones de años en un ambiente continental con zonas de  agua dulce, bien oxigenada, y con evaporación limitada. Estos datos se suman a los propuestos a partir de fósiles de plantas procedentes del mismo yacimiento (Las Zabacheras, Galve, Teruel) en otra publicación, también promovida desde la Fundación Dinópolis y disponible desde abril de este mismo año, en la que se infiere un clima tropical con una alta diversidad de helechos. Si a esto se añade el contexto geológico de un antiguo delta se obtiene una imagen muy aproximada de cómo fue el área de Galve durante el tránsito del Jurásico al Cretácico.
El trabajo, que se acaba de publicar en la revista británica Proceedings of the Geologists’ Association, se titula “Bivalves and oncoids as palaeoenvironmental indicators at Late Jurassic and Early Cretaceous dinosaur sites from Spain” (https://doi.org/10.1016/j.pgeola.2018.07.002) y ha sido realizado por Graciela Delvene y Rafael Lozano, del Museo Geominero-Instituto Geológico y Minero de España, Martín Munt, del Dinosaur Isle Museum-Isle of Wight, y Rafael Royo-Torres, Alberto Cobos y Luis Alcalá, de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis.
Estos avances son el resultado del impulso a las investigaciones en Galve generado por los paleontólogos de Dinópolis –que componen el Grupo de Investigación de Referencia FOCONTUR del Gobierno de Aragón– y que se ha plasmado en 18 artículos científicos, una Tesis Doctoral en Paleontología y un Máster en Biodiversidad en los últimos 8 años. Entre las aportaciones más relevantes se encuentra una nueva caracterización anatómica y clasificación de Aragosaurus y el establecimiento de su edad más plausible (en el año 2014), a partir del hallazgo y excavación del nivel original, en el que se encontraron nuevos huesos, huellas de dinosaurios, restos vegetales e invertebrados. Una parte de estos últimos se ha estudiado en la nueva publicación. En un esfuerzo por mostrar la riqueza paleontológica de Galve, algunos de estos fósiles, aunque todavía en fase de estudio, se incluyeron este mismo año en la exposición de Dinópolis en Galve. Asimismo, cabe destacar también la recuperación de huellas de dinosaurio del yacimiento San Cristóbal (una gran reproducción de las cuales se expone en Dinópolis-Galve desde el año 2013) y la descripción de una nueva especie de dinosaurio ornitópodo, Iguanodon galvensis (año 2015), de la que se ha encontrado más de una docena de crías en lo que podría considerarse una “guardería”.


 
Compartir | | | |

¡Tu opinión nos importa!


Subir