IMPORTANTE: Debido a que el Gobierno de Aragón ha anunciado el cierre perimetral de las ciudades de Teruel, Zaragoza y Huesca, Dinópolis permanecerá cerrado al público desde hoy miércoles 21 de octubre, hasta nuevo aviso.
Si habéis adquirido ya vuestras entradas en nuestra página web www.dinopolis.com para los próximos días de apertura, tanto si queréis cambiar vuestra fecha de visita, como solicitar la devolución del importe de vuestras entradas (antes del 31 de diciembre de 2020), lo podréis hacer enviando un correo electrónico a: dinopolis@dinopolis.com
Si habéis adquirido vuestras entradas en agencias de viaje o por cualquier otro canal de venta, deberéis poneros en contacto directamente con ellos para gestionar el cambio de fecha o devolución. ¡Muchas gracias! y ¡Disculpad las molestias!

Descrita una nueva especie de araña en Utrillas (Teruel) atrapada en ámbar durante más de 100 millones de años.

Descrita una nueva especie de araña en Utrillas (Teruel) atrapada en ámbar durante más de 100 millones de años.
La revista científica “Journal of Systematic Palaeontology” publica un artículo de investigación donde se describen nuevas arañas de un peculiar grupo extinto llamado Lagonomegopidae en el ámbar de España.

En este artículo se describe una nueva especie de araña denominada
Spinomegops aragonensis, hallada concretamente en el yacimiento turolense de ámbar de San Just (Utrillas).


Teruel, 11 de febrero de 2013.- Un nuevo artículo publicado en la revista “Journal of Systematic Palaeontology” vuelve a colocar en el foco de la paleontología internacional al yacimiento de San Just, ubicado en la localidad turolense de Utrillas. En dicha publicación se describe nueva diversidad de un peculiar grupo de arañas extinto llamado Lagonomegopidae a partir de los fósiles procedentes de los yacimientos cretácicos de ámbar situados en El Soplao (Cantabria), Peñacerrada I (Burgos) y San Just (Teruel). En este último afloramiento se ha hallado una nueva especie de araña ‘bautizada’ con el nombre de Spinomegops aragonensis.

Existen ejemplares similares a los ahora descubiertos en yacimientos españoles en otros puntos del planeta, como en los ámbares cretácicos de New Jersey (Estados Unidos), de Yantardakh (Taimyr, Rusia) y del Lago ‘Cedar’ (Canadá), aunque la diversidad descrita del grupo en estos ámbares es menor a la actualmente conocida del ámbar de España. Aunque las arañas pertenecientes a la familia Lagonomegopidae presentaban una distribución muy amplia durante el Cretácico, todo parece indicar que no sobrevivieron a la gran extinción que tuvo lugar a finales de este periodo y que acabó con los dinosaurios.

Los lagonomegópidos, de hábitos y parentesco inciertos, se caracterizaban por presentar dos ojos de gran tamaño en posición lateral, hecho desconocido en las arañas actuales. La nueva especie del ámbar de San Just, particularmente, presentaba abanicos de espinas (que habrían aumentado la capacidad prensil de la araña a la hora de capturar a sus presas) en los dos primeros pares de patas.

Las nuevas arañas del ámbar de España vivieron durante el Cretácico, hace unos 110 millones de años, cuando el territorio ibérico era una isla y presentaba un clima subtropical. Estos nuevos hallazgos convierten al ámbar español en el más diverso en este enigmático grupo de arañas y permiten incrementar el conocimiento acerca de su ecología y de sus posibles relaciones evolutivas.


Los autores de este trabajo de investigación son Ricardo Pérez de la Fuente del Departamento de Estratigrafía, Paleontología y Geociencias Marinas de la Facultad de Geología de la Universidad de Barcelona; Erin Elizabeth Saupe, del Instituto Paleontológico y Departamento de Geología de la Universidad de Kansas (Estados Unidos) y Paul A. Selden, también de la Universidad de Kansas y del Departamento de Ciencias de la Tierra del Museo de Historia Natural de Londres.

El trabajo se enmarca dentro de las investigaciones llevadas a cabo por el proyecto AMBARES del Ministerio de Economía y Competitividad, en el que también participan otras instituciones como el Instituto Geológico y Minero de España. El estudio ha contado con el apoyo, entre otros, de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, del Gobierno de Cantabria, del Ayuntamiento de Utrillas, de Caja Rural de Teruel y de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis (Museo Aragonés de Paleontología).
Compartir | | |

¡Tu opinión nos importa!


Subir