IMPORTANTE: Para el sábado 16 de octubre ya no quedan entradas a la venta para Dinópolis. El aforo del parque está completo. Se pondrán entradas a la venta en taquilla conforme vayan saliendo visitantes del parque, en la misma proporción. Disculpe las molestias.

¡Me pareció ver a un lindo megacarnívoro!

¡Me pareció ver a un lindo megacarnívoro!

Dientes y huellas de dinosaurios megacarnívoros se han encontrado en diversos yacimientos de la provincia de Teruel.


Que Teruel es tierra de gigantes, está bastante claro. De hecho, el Museo Paleontológico de Dinópolis exhibe la mayor cantidad de fósiles originales de dinosaurios gigantes de Europa. Y no es de extrañar que entre tantos dinosaurios herbívoros acechase algún que otro carnívoro que les quisiera hincar el diente…De hecho, los hubo…Nuestros compañeros de la Fundación Dinópolis encontraron evidencias de varias marcas de mordiscos en la cadera de Turiasaurus (tras la excavación en agosto de 2007 se hallaron varios huesos de la cadera del dinosaurio gigante y el pie izquierdo, (incluyendo una uña de 10 centímetros) Teniendo en cuenta que esta parte del animal estaría rodeada de músculo y grasa, y que la dentellada consiguió perforar el hueso, el carnívoro responsable debía de tener una gran fuerza en la mandíbula y también un gran tamaño para atreverse con un animal de estas dimensiones. Aunque bien es cierto que también pudo estar carroñeando.

marcas de mordiscos en la cadera de Turiasaurus

 Y es que además de huesos, en Teruel se han encontrado huellas y dientes, tanto de dinosaurios comedores de plantas como de aquellos que en cuya dieta seguramente estaría un buen jamón jurásico de Teruel. 

Panel con la réplica del rastro de huellas iberosauripus grandis-Sala de los Dinosaurios, Museo Paleontológico Dinópolis (Teruel)

 Concretamente, en el caso de éstos últimos amantes del jamón, se halló un rastro con grandes huellas tridáctilas que casi alcanzan los 60 cm de longitud y de un gran diente, procedentes de los yacimientos turolenses de El Castellar y de Formiche Alto respectivamente. Ambos hallazgos se enmarcan en sedimentos de la Formación Villar del Arzobispo (Titoniense, Jurásico Superior, con unos 150-145 millones de años de antigüedad). 

El hallazgo de dicho rastro de huellas, dio pie, y nunca mejor dicho, a la definición de un nuevo icnogénero y una nueva icnoespecie Iberosauripus grandis ("pie del lagarto ibérico grande"). Las huellas tridáctilas estudiadas, procedentes del yacimiento El Castellar, poseen características únicas en comparación con otras huellas producidas por grandes terópodos en cualquier parte del mundo, de ahí que se pudiera determinar que se trataba de un nuevo tipo de huellas. Además, el estudio dividía las huellas de grandes terópodos del Jurásico Superior de Europa, Norteamérica y Asia en dos grupos distintos, cuyos productores fueron probablemente terópodos alosáuridos y megalosáuridos.

 

Megadiente Formiche Alto (Teruel)

Por otro lado, el megadiente procedente de Formiche Alto se atribuyó a un dinosaurio terópodo megalosáurido, como otros tres grandes dientes de Riodeva y Galve (Teruel) y de Alpuente (Valencia). Este tipo de dinosaurios pudo llegar a alcanzar los 12 metros de longitud y poseían dientes de hasta 10 cm de corona.

Entre gigantes andaba el juego.

Gracias al análisis de dichos rastros de icnitas y dientes, se pudo concluir que las faunas de dinosaurios del Jurásico Superior y del tránsito Jurásico-Cretácico en esta parte de España incluyen, al menos, dos tipos de dinosaurios mega-carnívoros de gran tamaño. Además, la presión depredadora de estos terópodos pudo ser una de las causas decisivas para estimular el crecimiento hasta tamaños gigantescos de algunos dinosaurios comedores de plantas, como nuestro gran saurópodo Turiasaurus conocido como ‘El Gigante Europeo’, que alcanzó 30 metros de longitud y que también fue encontrado en la provincia de Teruel, concretamente en sedimentos de la misma Formación Villar del Arzobispo, pero en Riodeva. 

 

Escena de depredación Aragosaurus vs Torvosaurus Tierra Magna, Dinópolis (Teruel)

Es por ello, que en la exposición de nuestro museo paleontológico encontrareis buena muestra de todo ello: un gran panel con la réplica del rastro de huellas, los dientes originales de carnívoro (al final de la sala junto al esqueleto de nuestro Tyrannosaurus rex) y una espectacular escultura de un Torvosaurus en nuestra zona temática de Tierra Magna, que comparte protagonismo con Aragosaurus en una espectacular escena de depredación que bien podría actuar como gran starring en la gran pantalla. 

 

REFERENCIA ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN: Cobos, A., Lockley, M.G., Gascó, F., Royo-Torres, R., Alcalá, L. (2014). Megatheropods as apex predators in the typically Jurassic ecosystems of the Villar del Arzobispo Formation (Iberian Range, Spain). Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology, 399: 31-41

Compartir | | |

¡Tu opinión nos importa!


Subir